miércoles, 7 de diciembre de 2011

Sueños, nada mas que eso.

El otro día soñé contigo, si. Hacía tiempo que no lo hacía, pero lo hice. Soñé contigo. He soñado millones de veces contigo, pero nunca de la manera que lo hice el Sábado. Fue un sueño precioso. Realmente mágico e imposible.Soñé que tragabas tu orgullo y me pedías perdón. No recuerdo cuantas veces me decías lo siento, pero la primera vez que lo hiciste fue muy mágicamente, un abrazo bastó para arreglarlo todo. Recuerdo cada palabra del sueño, tu primera frase después de dos meses sin mirarme, "Irene, tienes un cigarro?", "Claro que tengo, pero desde cuando me hablas?, "Te salas última hora y hablamos?, "Pues claro, llevo dos meses esperando este momento" , llegamos a un parque. "Dame otro cigarro por favor", "Toma", "Fumemos", "Como quieras", "Creo que con esto vas a entender porque quería que te la salases", entonces me abrazó, "Todo esto es por quedar bien? Porque si es así mejor que lo dejes estar."Irene, siento muchísimo todo lo que te he hecho, no mereces nada de esto, lo siento", "Todo lo que he hecho por arreglar las cosas ha sido de corazón, no por quedar bien. Entonces, todo lo que me estas diciendo, lo sientes?". Un abrazo y un te quiero peque me bastó para saber la respuesta. "Te quiero mucho, siempre te he querido, a pesar de estas putadas, llevo esperando este momento semanas", "Lo siento Irene, puedes confiar en mi, yo lo haré en ti. Te quiero", "Esto es un sueño o esta ocurriendo?", "Si Irene, está ocurriendo, Hector Rojano   se está tragando su orgullo" , "Prometeme que no me volverás a fallar nunca", Y con un "Prometido" sellamos nuestra amistad. Sueños, putos sueños.

1 comentario:

  1. DALE YO TAMBIEN TE SIGOO
    TU BLOG ESTA BONITO Y COOL!!

    ResponderEliminar